Julián Otero

Consejos para conducir en vacaciones.

Viajar es toda una aventura, especialmente hacerlo por la zona del Litoral Argentino, con su frondosa vegetación e inolvidables paisajes. Sin dudas es toda una aventura animarse a recorrer las costas del Río Paraná y disfrutar del camino. Eso sí, para no tener inconvenientes y solo dedicarte a disfrutar, tu auto debe estar en muy buenas condiciones.

Antes de realizar cualquier viaje, es importante encargarse de llenar el tanque de combustible, revisar que el motor funcione bien y que las válvulas estén en perfectas condiciones. Por otro lado, también es fundamental cerciorarse de contar con todos los elementos de seguridad obligatorios, la rueda de auxilio en condiciones y un kit de herramientas. No olvides tener el seguro, tarjeta verde y carnet de conducir al día, y toda la documentación del vehículo actualizada.

Más allá de todos los chequeos de rutina, hay otros tres elementos que sí o sí hay que revisar en profundidad. En esta nota, junto a Comparaencasa te contamos cuáles son:

Amortiguadores

Es lo esencial para la buena suspensión del automóvil, por lo tanto los amortiguadores como todo lo que se relaciona a ellos deben revisarse. Desde el aceite hasta los elementos que regulan su flujo pueden desgastarse con el tiempo; si eso no se mantiene -tanto suspensiones como amortiguadores- el coche tendrá menos estabilidad. Si pensás viajar durante muchos kilómetros, asegurate de que un mecánico haga una revisión completa antes de partir.

Llantas

Capacidad de frenado, estabilidad y nivel de adherencia son tres puntos que influyen en la capacidad de andar de tus llantas. Previo a tu viaje, debes ver en qué nivel de desgaste se encuentran los neumáticos; hay que tener en cuenta que en el Litoral las temperaturas son muy altas y esto puede provocar un desgaste prematuro de las cubiertas. Si éstas cuentan con un desgaste previo, es mejor renovarlas con anticipación. Además, durante el viaje, es bueno ir controlando la presión de los neumáticos y llevar gato y llave por si surge algún imprevisto.

Frenos

Sin frenos, no hay viaje, son tan relevantes como decisivos. Comprobá su estado antes de emprender cualquier tipo de recorrido. Recordá siempre que el líquido para frenos necesita ser reemplazado cada dos años, o antes. Un descuido en la revisión de los frenos puede provocar accidentes o inconvenientes desde leves hasta incluso fatales. Para que tu capacidad de reacción esté verdaderamente acompañada de la herramienta perfecta para hacerlo bien, tus frenos deben estar a la orden del día.

Revisar el auto antes de un viaje no implica mucho esfuerzo y puede salvar desde vidas hasta una importante suma de dinero. Ante todo se deben evitar las malas experiencias al viajar para  prevenir dolores de cabeza y desplazarse con seguridad. Ya sea en unas largas vacaciones o en alguna escapada de fin de semana, no dejes de ser precavido. ¡Buen viaje!

Litoral Argentino 2

(La Nota digital)

 

Anuncios