La UCR y Durán Barba

G. S. B.

En redes sociales, el radicalismo tomó las banderas de los Derechos Humanos y el Juicio a la Juntas con la etiqueta Nunca Más.

El manual básico del hombre de pelo teñido permite y obliga al nuevo líder del capitalismo periférico a alejarse de este tipo de conmemoraciones y significaciones relacionadas con “la violencia y la muerte”. “Hay que alejarse de las espirales de la violencia”, repite pragmáticamente; y es un secreto a voces el fogoneo de varias situaciones que hacen la soldado Bullrich y el jefe Mauricio para instaurar un nuevo paradigma en seguridad, refrito de un manual de policía de Nueva York.

La UCR busca capitalizar algo del desborde ideológico de Cambiemos y es así que se aferra a una bandera histórica del Alfonsinismo que acá en Entre Ríos la enarbola la hija de Jaroslavsky.

El intendente Varisco también tira la carne al asador y convoca a un acto paralelo en la capital entrerriana. Y asegura: “No me van a correr con la vaina”.

Por su parte, intendentes de la UCR y el PRO piden apaciguar la lucha ideológica para no incomodar al ministerio de la billetera y el látigo. Así estamos, entre las nuevas versiones de la pos-verdad y el pragmatismo cruel de los bolsillos.

(La Nota digital)

Anuncios