N. B.

Una vez más salta a la vista el vínculo entre el narcotráfico y los políticos tradicionales.

En este marco, desde el MST – Nueva Izquierda sostenemos la necesidad de que se conforme una comisión investigadora ciudadana e independiente, que vaya a fondo en la investigación de los vínculos con el narcotráfico de esta administración municipal y de todas las anteriores. No ignoramos las fotos de conocidos narcotraficantes con la ex intendenta Blanca Osuna. A nivel provincial cabe recordar el chofer del ex gobernador Urribarri detenido con 20 kilos de cocaina. Todos los funcionarios vinculados al narcotráfico, empezando por el Concejal Pablo Hernandez y el propio Sergio Varisco deben ser separados de sus cargos.

Para enfrentar el narcotráfico, hay que cambiar de raiz las instituciones cómplices. Una actividad de esta escala no puede realizarse sin complicidades politicas, policiales y judiciales. Contra el régimen de la narcopolítica, sostenemos la necesidad de democratizar la democracia. Los jueces y comisarios deben ser electos por voto directo, y ser revocables en todo momento. La revocabilidad de los mandatos debe aplicarse también a concejales, vice intendente e intendente. Se debe aplicar un control ciudadano sobre el presupuesto municipal, y que sean los habitantes de Paraná los que decidan democráticamente en que debe ocuparse. Para avanzar con estas, y otras medidas, es necesario que se convoquen elecciones generales para que sea la ciudadania la que decida como debe reaorganizarse el municipio, y que se convoque a una convención estatuyente para redactar una Carta Orgánica de Paraná que modifique radicalmente las actuales instituciones.

(La Nota digital)

Anuncios