Suplemento Literario Nº 75

J. Arnolfi

LÁCTEOS

De esta fábrica salen los productos
lácteos más confiables del país,
dice el cartel al costado de la ruta.

Desconfío de tu leche,
por decirlo de algún modo.

Cuando era chica casi muero
por tomar un helado vencido,
ahí surge el trastorno de mi madre.

Cada vez que abre un lácteo,
escribe el envase con marcador indeleble,
fecha y hora de la primera consumición.

Como todo tetra o cajita de tomates,
la leche dura tres días en la heladera.
Yo no soy tan hacendosa,
siempre estoy en mal estado.

Nunca sé cuándo tirar el cartón
pero lo conservo en un lugar fresco.

PESTAÑA

En otro momento de mi vida
hubiera hecho promesas
para que deje de llover
pero así no funcionan las cosas.

Sólo una vez la pestaña
me concedió un deseo:
fue cuando le pedí
que se quede en mi dedo.

Ahora soy la que mira llover
y tiene todas sus lágrimas
apretadas en la mano.
No me tomo muy en serio.

Cuando salga el sol voy a lavar,
observaré cómo se marea lo sucio.
Colgaré al sol todo lo que duele
a ver si sana algo alguna vez.

Sería más fácil para el olvido
que pase el temporal, hoy
quiero ser más fuerte.

CANTO

Nunca el momento
puede conocer el presente.
Lamento por anticipado
todo lo que cuido y muere
sin importar el esfuerzo.
Cuando la naturaleza calma,
voy a buscar mi árbol,
el que sufre las heladas.
Entonces veo el brote tímido
y feliz, te llamo a gritos.
El árbol que creí muerto
está floreciendo.

 

* Poemas de Hay leña – Editorial Caleta Olivia.

 

La autora nació en Buenos Aires en 1986. Sus textos circulan en antologías, revistas y publicaciones online. Es autora de los libros “Hay leña” (Caleta Olivia, 2017), “Todo hace ruido” (Editorial Pánico el Pánico, 2013) y las plaquetas “Metafísica” (La Fuerza Suave, 2015) y “Defensa personal” (nosotros, editorial, 2018) en edición bilingüe español/portugués. Su poesía fue traducida al francés, inglés, italiano y portugués.

(La Nota digital)

Anuncios