Casi medio millón de jóvenes perdió PROGRESAR

Un informe de la UBA revela la sangría de beneficiarios del programa para estudiantes primarios, secundarios y universitarios.

Las cifras del derrumbe en la era Macri. Trabas para el acceso, otras tantas dificultades para cobrar y la constante licuación de un aporte que resultaba clave para sostener los estudios juveniles.

a través de PROGRESAR: casi medio millón de jóvenes perdió el beneficio —

Los montos asignados a becas de carreras universitarias rankean entre los 1600 y 2300 pesos (están estratificadas según el año de cursada); en tanto que las terciarias van de los 1800 a 2600. Los estudiantes primarios, secundarios o que realizan cursos de formación perciben un monto de 1250 pesos.

«El plan original tenía una visión más universalista; quería llegar a los jóvenes de los sectores populares que no hubiesen terminado la primaria o la secundaria o que tuviesen dificultades para mantenerse en los niveles superiores de la educación. Con la diferenciación de valores en las becas se oficializa la voluntad de que sea un plan para universitarios o terciarios. Se refuerza el concepto del ‘pobre merecedor’, el pobre que se tiene que esforzar el doble para poder mantener la transferencia», explica la socióloga María Laura Lombardía, autora de la investigación.

 
a través de PROGRESAR: casi medio millón de jóvenes perdió el beneficio —

estudiantes uner