La UTEP declaró la Emergencia Alimentaria en la región

Ante la crítica situación que están atravesando muchas familias en materias de alimentación y servicios básicos. La Unión de Trabajadores y trabajadoras de la Economía Popular – UTEP es una organización nacional.

 

Organizaciones sociales, sindicatos, agrupaciones mapuches y asociaciones civiles vinculadas en la UTEP, en la zona Sur del Neuquén, declararon ayer la emergencia alimentaria y el estado de alerta.

 

a través de La UTEP declaró la Emergencia Alimentaria en la región — Realidad SanMartinense

 

COMUNICADO

 

“La situación social actual nos lleva a atender los reclamos y necesidades de nuestros compañeros y asociados de asistir de forma inmediata en los siguientes aspectos:

 

– Alimentos: 3 bolsones mensuales o su equivalente a la canasta familiar en compras x familia

– Leña: cinco metros cúbicos mensuales como mínimo

-Garrafa: una de 10 kg cada 15 días

-Forrajes: 2 fardos mensuales por animal

 

Las organizaciones sociales al día de la fecha han aportado más de 1000 bolsones de alimentos que fueron distribuidos a las familias dentro de nuestro marco organizativo y a los más vulnerables de la zona sur, además de gestionar compras colectivas de garrafas.

La declaración de Emergencia Alimentaria es para atender la necesidad de todas las familias de nuestra región de la zona sur bajo nuestra representación debido a la insuficiente respuesta por parte del Estado en todos sus niveles. En el marco de la Ley nacional de Emergencia Social y Alimentaria, decidimos unir nuestras voluntades asamblearias para evitar posibles explosiones sociales que desencadenen en episodios violentos a los que nadie quiere llegar, ya que las víctimas siempre las ponen los sectores populares.

Las 5000 familias que hoy se encuentran en cuarentena en sus barrios populares, comunidades mapuches y otras zonas urbanas y rurales de nuestra región, están sufriendo el desabastecimiento y la imposibilidad de generar los recursos necesarios para completar la cuota alimentaria mínima digna, sumado a la necesidad y la carencia de muchos servicios básicos como el agua, gas, leña, luz y sistemas sanitarios.

La emergencia a su vez necesitará que las organizaciones acompañen la reestructuración de la matriz productiva, ya que el mercado laboral va a marginar a una gran cantidad de trabajadores a la informalidad, donde la generación de economías regionales y soberanía alimentaria serán necesarias para afrontar las graves consecuencias de la pandemia.

Es por eso que proponemos la creación del comité de emergencia alimentaria y productiva, la posibilidad de la articulación con instituciones gubernamentales de forma urgente para elaborar una propuesta suficiente e inmediata al problema en cuestión.

Estamos solicitando una convocatoria urgente porque queremos anticiparnos a los conflictos. No hay tiempo que perder”.

 

 

Firman: Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular – UTEP, la Comunidad Mapuche Curruhuinca, la Comunidad Mapuche Cayún, la Comunidad Mapuche Vera, la Comunidad Mapuche Vfkowe Newen, y Registro Nacional de Barrios Populares – RENABAP.