Programa SemillAR

Desde la secretaría de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena, presentaron el Programa SemillAR.

Etiquetas #SAFCI #SEMILLAR

El objetivo es claro: «Promover un sistema de producción de semillas que permita la adaptación a los diversos territorios y climas de nuestro país, así como la multiplicación en territorio y el rescate de variedades locales». Con esta propuesta principal fue presentado ayer el programa «Semillar» a los técnicos de la Secretaría de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena #SAFCI de las regiones Cuyo y Patagonia.

Durante un encuentro mantenido a través de la plataforma Zoom, autoridades del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, encabezadas por el director de Asistencia Técnica, Capacitación e Innovación Productiva, Matías Bohl, expusieron ante el plantel de técnicos las características que tendrá la iniciativa.

El equipo estaba complementado por el director de este programa, Alberto Chiavarino, además de Tamara Perelmuter, Claudia Noseda y Verónica Lozano.

Los expositores en su mensaje a los técnicos partieron de la base que la semilla «no es un insumo más», sino un «producto histórico y cultural de generaciones» que encierra la «clave» del modelo de producción de alimentos.

Consideran además que la semilla es «un territorio en disputa» y que el acceso libre es un «derecho fundamental de los y las agricultores familiares».

Precisaron que cuando se habla de semillas nativas y criollas es para «referenciar a aquéllas que son originarias de nuestros territorios (nativas) y las que son mejoradas de forma tradicionales por los y las agricultores familiares (criollas)».

Sostienen, también, una revalorización del sujeto al reconocer el rol fundamental que tiene el sector de la agricultura familiar como «guardianes de las semillas» y que las mujeres son y han sido «fundamentales» en ese resguardo, mejoramiento y multiplicación.

Después de transitar por un estado de situación en la diacronía histórica de los últimos años en el país y de los marcos legislativos nacionales e internacionales que rigen en la actualidad, los expositores plantearon los objetivos del programa. El primero de ellos es el que encabeza esta nota.

El segundo objetivo propone asegurar el acceso a semillas nativas y criollas de calidad, adaptadas al ambiente. A ello se suma la recuperación de la agrobiodiversidad a través del abastecimiento, creación y/o fortaleciendo sistemas de rescate, mejoramiento, multiplicación e intercambio de semillas nativas y criollas para la sostenibilidad de los sistemas agrícolas familiares, campesinos e indígenas, promoviendo la identidad cultural y el arraigo territorial.

Las etapas previstas por el programa son seis: relevamiento, fortalecimiento de experiencias, articulación, registro y protección, intercambio y feria de semillas y por último investigación y desarrollo.

Concluida la presentación, se abrió el debate a los participantes. Desde las diferentes provincias se realizaron aportes que contribuyen al mejoramiento del programa presentado. Los expositores en el comienzo de la reunión habían dejado en claro que serían receptivos de las sugerencias, con el fin de debatirlas para incluirlas dentro de la esfera del programa.

Foto. ES