El patrón del sal

K. Jr.

@KevinJr18ok

En un partido parejo –donde hubo situaciones para ambos lados– Patronato sigue sin tener suerte y se volvió sin nada en su visita a Vélez Sarsfield tras un penal dudoso que Almada intercambió por gol.

 

El rojinegro sigue su malandar en la Copa de la Liga Profesional, esta vez le tocó viajar hasta Liniers, por fecha número 3 del torneo argentino, ambos equipos necesitados de la victoria pusieron la carne al asador, la visita venía con el historial a favor ya que en sus únicas 2 visitas cosechó 4/6 puntos. 

En el comienzo del cotejo, el local salió con todo a buscar el primer gol del partido, Patronato se plantó inteligente dió la pelota, esperó y aprovechó los espacios, las subidas de Canto y Chimino para inquietar a Hoyos  que se hacía fuerte bajo los 3 palos. El primer tiempo terminó sin más especulaciones, 1 remate al arco para ambos lados, todo parecía que estaba saliendo a la perfección para los dirigidos por Gustavo Álvarez, 1 punto en condición de visitante parecía bien, pero todo cambiaría. La única duda del primer tiempo fue el centro que Amor cabeceó espectacular pero el lineman marcó offside.

Ya en la 2da mitad, el Fortín mostró su jerarquía y a los 5′ del complemento Mastrángelo sentenci la pena máxima tras una falta dudosa de Ricky Álvarez, que Almada intercambió por gol. Tras los apuros de empatar el cotejo, los de Paraná empezaron a mover el Banco pero sin mediar efecto; para completar la tarde oscura, Patronato terminó el cotejo con dos jugadores lesionados, Dylan Giss tras una mal pisada sintió una molestia en el tobillo derecho, y Gustavo Canto sufrió molestias en su rodilla derecha después de un choque, ambos jugadores terminaron el partido pero con muecas de mucho dolor debido a que ya se habían agotado todas las variantes.