¿Es posible solicitar y obtener un préstamo sin recibo de sueldo?

Los bancos generalmente solicitan requisitos rigurosos antes de otorgar préstamos.

Muchas veces, las personas monotributistas o que trabajan sin estar en blanco tienen problemas para acceder a adelantos o préstamos en bancos. Sin embargo y afortunadamente, sí es posible solicitar y obtener préstamos sin recibo de sueldo en otras entidades financieras.

Los bancos generalmente solicitan requisitos rigurosos antes de otorgar préstamos. Esto hace que muchas personas no puedan acceder a estos adelantos. Pero, no quiere decir que aquellos que no cuenten con recibo de sueldo no puedan acceder a préstamos.

Monotributistas, jubilados y empleados que no se encuentran efectivos en sus trabajos, pueden solicitar su préstamo sin problemas. En esta nota, repasamos cómo hacer para acceder a un adelanto sin necesidad de presentar recibo de sueldo.

Buscar y elegir entidad financiera

El primer paso para poder obtener préstamos sin recibo de sueldo es elegir, entre las financieras disponibles, la que más se adecúe a nuestras necesidades. Una vez elegida, podremos avanzar con nuestra solicitud.

Una ventaja es que muchos de estos entes trabajan de manera online, lo que permite adquirir el dinero de manera rápida y sencilla. Sí es importante chequear la veracidad del sitio y su seguridad antes de ingresar ningún dato personal.

Analizar montos de préstamos y plazos de pago

Un punto importante a tener en cuenta a la hora de solicitar un préstamo es analizar los montos y plazos de pago. Generalmente, estas financieras ofrecen adelantos de hasta $20000 de manera inmediata.

El monto al que se puede acceder depende, principalmente, de nuestro historial crediticio. Los plazos de devolución, por otro lado, suelen incluir un interés que es importante consultar y se extienden por hasta cuatro meses.

Revisar los requisitos

Cuando ya tengamos en claro la entidad financiera y su seguridad, es momento de revisar los requisitos. Como ya dijimos, los bancos suelen ser bastante exigentes a la hora de entregar créditos. Suelen pedir documentación como comprobantes de antigüedad laboral, libre deuda en veraz, recibo de sueldo, entre otros.

En cambio, las financieras suelen ser más flexibles, solicitando requisitos más sencillos de cumplir. Por ejemplo, requieren que el solicitante sea mayor de edad y que posea una cuenta bancaria a su nombre y CBU. Cumpliendo esto, ya podemos comenzar a llenar nuestro formulario de solicitud de adelanto.

Solicitar el préstamo

La mayoría de las empresas financieras nos ofrecen la oportunidad de solicitar préstamos de manera online y obtenerlos en el acto. Esto se logra mediante un proceso sumamente sencillo que repasamos a continuación:

  • Rellenar el formulario de solicitud: nombre y apellido, documento, teléfono, E-mail.
  • Aguardar la verificación: se revisa de manera automática si somos aptos o no para el crédito y se calcula el monto.
  • Elegir el monto del adelanto: elegimos alguno de las ofertas que nos proponga el sistema.
  • Recibir la transferencia: el dinero se acreditará automáticamente en la cuenta ingresada y podremos disponer de él en el momento.
  • Pagar las cuotas: Las cuotas se debitarán de nuestra cuenta cuando sea el momento, por lo que no tendremos que preocuparnos por vencimientos ni intereses.