Dolores Etchevehere escribió un libro

“Sola. Una familia millonaria, una mujer excluida y una alianza inesperada”.

En octubre de 2020 un grupo de hombres y mujeres ingresó en una de las estancias de la familia Etchevehere, en el norte de Entre Ríos. La noticia inundó las pantallas de televisión y las tapas de los diarios. ¿Quiénes eran? Militantes sociales y productores de la agricultura familiar liderados por Dolores Etchevehere, única mujer de cuatro hermanos, entre ellos, el expresidente de la Sociedad Rural Argentina y exministro de Agroindustria de la Nación.


La causa del conflicto no era solamente la disputa por una de las herencias más millonarias de la Argentina. Dolores decidió romper el pacto de silencio familiar para denunciar que detrás de la fachada de grandes extensiones de campo y de las cinco generaciones que los administraron se ocultaron trabajo esclavo, documentos adulterados, patrimonio, violencia de género, tragedia, locura.


Sola es la confesión de una resistencia al sometimiento y una conversión; la revelación de un enigma. Aquí Dolores Etchevehere cuenta todo: su infancia de lujos y prejuicios, la relación de frialdad con sus hermanos y su madre, el amor enfermizo que cultivaban por el dinero, el poder de sus antepasados y su encuentro con el Proyecto Artigas, con el que comparte la idea de un mundo sin la indiferencia ni la avaricia que desde niña padeció en su casa.   

Dolores Etchevehere

(Paraná, Entre Ríos) trabajó como periodista en el diario La Nación durante diez años. La literatura, la filosofía y la teología son su ámbito de estudio y observación permanente. Impulsada por su espíritu humanista, viajó por el mundo para conocer, especialmente en África, la India y América del Sur, regiones sometidas a la desigualdad y al desamparo por la cultura del descarte, tal como advierte el papa Francisco en Laudato Si, encíclica que inspiró la fundación del Proyecto Artigas.