El FdT debate hacia el 2023

La reciente visita de Urribarri a Santa Elena reabrió el debate pre electoral.

D. M. F.

La llegada del ex gobernador Sergio «Pato» Urribarri al club Azopardo Belgrano de Santa Elena generó comentarios y debates dentro y fuera del Frente de Todos — FdT. En este caso, el profesor Santiago Ojeda, integrante del espacio provincial «La Corriente 17/10 Evita».

–¿Cómo ves la situación del movimiento popular en Entre Ríos?

–Está en un proceso el cual, en primera medida, procura una base ideológica en función de lo que se quiere, basado en encontrar un proyecto común a pesar de los matices. Para ello naturalizar la existencia de un debate es esencial. Más con una oposición que tiene como estrategia exaltar la paja en el ojo ajeno. Precisamente para justificar su no-gestión con un propósito consciente: reducir para no asumir compromisos en un eventual gobierno y no hacerse cargo de los excluidos en el camino, lo cual es a la vez necesario para oprimir. No es casual esa postura.


–¿Cuál es el rol de la docencia entrerriana en la actual crisis económica, social y política?

–Se debe un profundo debate en virtud de encontrar el hilo de relación necesario entre procesos institucionales, territoriales de enseñanza y aprendizaje y la construcción de ciudadanía. Hay una deuda notable en este sentido, más si tenemos en cuenta que el sostén electoral de la derecha hace pie muy fuerte en el ámbito de la docencia entrerriana.

–¿Qué papel le cabe al peronismo y sus aliados frente al avance del PRO (Frigerio)?

–El papel esencial es el de abrir el debate y obtener un posicionamiento claro en un contexto de fuerte propósito disciplinador que los sectores dominantes han impulsado con la persecución judicial como bandera (lawfare). Sergio Urribarri creo ha sido un actor con una visión de tiempo y espacio muy acertada en este sentido, y el éxito de la convocatoria en Santa Elena no es casual. La respuesta del colectivo demuestra lo acertado de la visión estratégica.

–A nivel nacional y provincial, ¿cómo ves el acuerdo entre Unidad Ciudadana, el PJ y el Frente Renovador?

–Fue una Unidad necesaria para ganar y evitar el avance neoliberal. Este acuerdo, hoy está en la discusión de justificar una gestión, y para ello es imprescindible consensuar formas de inclusión, y esas miradas tienen diferentes métodos, esa es la Tarea esencial para superar esta instancia.


–¿Cuáles son las respuestas esenciales, necesarias, del estado Provincial en esta coyuntura?

–Depende de cada territorio, más cuando los ámbitos de problemáticas y gestión a resolver son más específicos.

Nuestro Departamento — La Paz — demanda regiones definidas en materia de formas de generación de economia genuina. Con Santa Elena se tiene una deuda central: que El Frigorífico sea patrimonio de su pueblo y se permita con la ley de fábricas recuperadas volver a producir. Los 12 años más maravillosos de la Argentina , a Santa Elena le pasaron de largo. Como gestión hay una deuda que Entre Rios tiene con Santa Elena.


–¿Cómo articular las demandas sociales y transformarlas en una fuerza política?

–Repito lo expresado anteriormente. Necesitamos definir modelos de comunidades sobre los aspectos regionales salientes. Para ello la fuerza política Frente de Todos — FdT debe saber leer las demandas de la sociedad. Hay crecimiento económico que no va con la distribución. A la vez los aparatos hegemónicos quieren disciplinar al Estado y el Pueblo con el manejo de la Justicia. Como dijo Cristina: «Alberto, vos tenés la lapicera…, usala».

Foto: FB