Mi hijo/a pega

L. T. Las emociones en la infancia suelen ser descontroladas e intensas. Muchos niños/as entre los 16 meses y los 4 años tienen dificultad para gestionar todo su mundo interior y para controlar sus impulsos, por lo tanto, es totalmente normal que se expresen pegando, empujando o mordiendo.