Rossi justificó la “emergencia económica” de Santa Elena

El intendente de Santa Elena, Daniel Rossi negó que haya despidos en la administración municipal y vinculó a “cuestiones políticas” la protesta de empleados comunales. Según Rossi, “cayeron tres recategorizaciones” por un proyecto de la gestión anterior “no tratado por el Concejo Deliberante”, y que el presupuesto 2012 “no contempla la incorporación de nuevo personal”.

Rossi calificó de “barbaridad” que haya “416 contratados en el municipio y 115 en planta permanente” y precisó por qué declaró la emergencia económica.

“No hay despidos, de ninguna manera. Ningún contratado fue despedido”, aseveró Rossi a la agencia APF y detalló: “En noviembre de 2011 la ex intendenta (Asunción Olmedo) envía un proyecto de ordenanza recategorizando tres empleados de la última categoría e incluyendo tres nuevos en esas vacantes. Ese proyecto cae porque vence el mandato del anterior consejo y no se trata”.

“Esas designaciones – continuó – no quedaron en vigencia y ellos siguen como contratados”. A la vez Rossi explicó que “la gestión anterior en septiembre envió el presupuesto 2012 y no incorporó personal nuevo, no contempló el texto los nuevos cargos, por lo tanto no hay vacantes para incluir”, afirmó.

El jefe comunal entretanto calificó de “barbaridad” que en el municipio de Santa Elena haya “416 contratados y 115 en planta permanente” y minimizó la protesta de esta mañana con quema de gomas incluida, al caracterizarla como “una acción más política que viene de parte de lo que fue la interna que gané”, aludiendo a la ex intendenta Olmedo, a quien dejó atrás en la compulsa.

Emergencia económica

“En Santa Elena se dictaron tres decretos de aumento de salarios para la administración pública municipal acumulativos: el 20 por ciento en marzo de 2011, el 15 por ciento en julio y otro 15 por ciento en octubre”, enumeró el intendente.

“A eso lo financiaron no pagando a proveedores, endeudando al municipio”, afirmó y así justificó la declaración de la emergencia la semana pasada en la localidad.

Según dijo a esta Agencia, la Comuna está endeudada “por juicios, con proveedores y con la empresa Enersa”. Para atacar estos problemas, se estableció por ordenanza “la contención del gasto público”, informó.

“No habrá horas extras ni nombramiento de personal, se pedirá un aporte extraordinario de la provincia”, adelantó Rossi como algunas de las medidas a tomar ante este escenario.

Fuente: agencia APF

(La Nota digital)