La Paz: investigan a personal administrativo y médicos del hospital por certificados “truchos”

Cinco médicos y cuatro administrativos del Hospital 9 de Julio de La Paz están siendo investigados por la adulteración de certificados médicos. Hacían figurar la enfermedad de algún personal de planta y lo reemplazaban por un suplente. La investigación está siendo desarrollada por la Dirección de Sumarios, dependiente de Fiscalía de Estado.

“Si yo estuviera involucrado estaría preocupado; es muy grave”, dijo el director del nosocomio, Andrés Camino. Asimismo, sostuvo que “hay algunas personas que pueden perder el trabajo y hasta terminar presas”.

Se trata de Claudio Aníbal Waissmann y José Alberto Sampietro, ambos jefes de Clínica; Mario Fabián Acuña, médico asistente; y Jorge Oscar López, médico interno de Guardia. Mientras que ante la Justicia ya fue denunciado el médico Rafael Jesús La Banca, quien durante 2008 cumplió funciones en consultorios externos del nosocomio. Además, se ordenó iniciar un sumario administrativo a los empleados Daniel Emilio Geist, Claudia Rosana Giolitto, Miguel Osvaldo Schmidt y Ramón Domingo Limongi. En caso de ser hallados responsables, los implicados son pasibles de una denuncia penal y la exoneración.

Personas que iban a trabajar, pero supuestamente estaban enfermos se juntaban con sus reemplazantes a compartir la mañana, la tarde o la noche en el hospital. Empleados que directamente no iban y sus suplentes ni siquiera sabían que trabajaban. Así de irregular llegó a ser la actividad en el Hospital 9 de Julio de La Paz, por lo menos durante 2008.

Según la instrucción sumaria publicada en el Boletín Oficial, los directores del nosocomio, Mario Acuña y Sampietro, fueron responsables de haber omitido el control de las planillas de ingreso y egreso y las tarjetas-reloj del personal de planta permanente y suplentes del nosocomio. De esa manera, habrían sido facilitadores para que los agentes María del Carmen Montero, José Luis Vidal, Carlos Raúl Ferro, Alberto Antonio Irurzum, María Cristina Villanueva y Daniela Alejandra Valdez figuraran en los respectivos registros como en uso de licencia por enfermedad a pesar de lo cual asistían regularmente a su lugar de trabajo.

Asimismo, se comprobó en la instrucción que la agente Laura Susana Trulls, quien se encontraba en uso de licencia por enfermedad, registraba marcación en su tarjeta-reloj, mientras que los empleados Carlos Ruiz Díaz, Cecilio Martín Lawrie y Eduardo Lawrie asistían a su lugar de trabajo sin marcar tarjeta-reloj ni firmar planilla de asistencia. Por ende, se les designaron suplentes, mientras que ellos prestaban servicios. A raíz de estas irregularidades, el Estado provincial le pagaba el sueldo al agente titular y al suplente, según la investigación oficial.

“Es muy grave”

Andrés Camino, director del Hospital, dijo a diario Uno que “es una situación muy grave”, y añadió: “Si yo estuviera involucrado estaría preocupado; es muy grave”.
Camino sostuvo que “hay algunas personas que pueden perder el trabajo y hasta terminar presas”.

Interrogado sobre qué pasará en caso de sanción a los médicos y Cómo se reemplazan cuatro profesionales en La Paz, señaló: “Eso será un trastorno que tendremos que pensar en su momento, una vez que la Justicia resuelva”. A modo de broma señaló: “En el hospital estamos expectantes por el comienzo de las obras de remodelación de todo el sector de Cirugía y Guardia. Ahora estoy pensando en ese trastorno, que es saludable”.

Se hallaron constancias y diagnósticos “irregulares”

La instrucción sumaria realizada en el Hospital 9 de Julio de la ciudad de La Paz detectó que los médicos Claudio Aníbal Waissmann, José Alberto Sampietro, Mario Fabián Acuña y Jorge Oscar López son responsables de haber extendido y otorgado certificados médicos a empleados del nosocomio, con constancias falsas por no haber atendido a los agentes del nosocomio y por haber diagnosticado dolencias inexistentes para justificar licencia por enfermedad. Los sumariantes entienden que “con la mencionada conducta, facilitaron o permitieron que respecto de dichos agentes se designara personal suplente, a pesar de lo cual los titulares continuaban prestando servicios regularmente y que de esa manera se afectara ilegalmente el patrimonio de su propio empleador, el Estado provincial”.

Si bien la conducta desplegada por el médico Rafael Jesús La Banca no puede ser sometida a un sumario administrativo porque no cumplía funciones en la administración pública sino que atendía en los consultorios externos del hospital, el Ministerio de Salud ya radicó una denuncia penal para que sea la Justicia la encargada de investigar.

La causa ya está en manos de la Justicia de La Paz. En diciembre de 2011 se conoció que el fiscal Enrique Martínez de esa ciudad decidió imputar por el delito de Malversación y Falsedad en documento público, a dos empleados administrativos del hospital Zonal 9 de Julio. Sin embargo, ahora se espera que la cantidad de personas involucradas sea mayor.

De casi 30 licencias por enfermedad una sola estaba bien concedida.

Empleados se habrían olvidado de controlar

La investigación sumaria estableció que los empleados Daniel Emilio Geist, Claudia Rosana Giolitto, Miguel Osvaldo Schmidt y Ramón Domingo Limongi no controlaron y no avisaron sobre las irregularidades. Los sumariantes entendieron que Geist, Giolitto y Schmidt omitieron información que conocían sobre las irregularidades que ocurrían en el hospital. Estas personas prestaban servicio en Personal y Patrimonio.

Por su parte, Limongi, quien se desempeña como administrador del hospital, cuya función era entender en la asignación de los recursos financieros, humanos y físicos del establecimiento hospitalario y en el cumplimiento de objetivos generales establecidos por la superioridad, es responsable de haber omitido el control de las planillas de ingreso y egreso y las tarjetas-reloj del personal de Planta Permanente y Suplentes del nosocomio y de esa manera, haber permitido o facilitado que Montero, Vidal, Ferro, Irurzum, Villanueva, Trulls y Valdez figuraran en los respectivos registros como en uso de licencia por enfermedad a pesar de lo cual asistían regularmente a su lugar de trabajo.

Fuente: diario Uno

(La Nota digital)

Anuncios