Denuncia sobre la reconversión de bidones de agroquímicos

La abogada, Graciela Gómez, denunció que en la provincia de Santa Fé se reconvierten los bidones de agroquímicos en bolsas de supermercado. Acusó que en el país se recupera menos del 30 por ciento de los bidones que se utilizan.

La provincia de Santa Fé, definida por la abogada, Graciela Gómez, como la “capital del agroquímico”, tiene una singular manera de reciclar los miles de bidones de agrotóxicos según denunció la profesional a la FM Riel.

“Los bidones de los agroquímicos se convierten en bolsas para los supermercados, es decir, para que transportemos comestibles…una barbaridad”, denunció Gómez, quien desde hace años viene librando una lucha en solitario contra la toxicidad de esos químicos utilizados en la agricultura.

Gómez dijo que en esa provincia los bidones se reciclan “sin ningún tipo de control”, y reconoció que para el tratamiento de los bidones vacíos hay un plan que recupera ni siquiera el 30% de los que se utilizan en la Argentina.

“La mayoría está esparcidos por el campo, basurales, ríos, quemados, reutilizados…etc. sin que se cumpla con el triple lavado y la destrucción que evite su nueva utilización”, denunció.

“El plan ‘agro limpio’ financiado -entre otros- por la Cámara de Sanidad Agropecuaria y Fertilizantes (CASAFE) y la Universidad de Buenos Aires se propone recuperarlos a todos y reciclarlos, pero los pocos que lo hacen reciclan sin previo lavado. Santa Fe es la cueva de los agrotóxicos”, disparó la especialista.

“Santa Fe es la capital del agroquímico y todos los recicladores de los bidones llevan a esa provincia porque no se pide ni aplica ningún tipo de legislación y no hay control de nada”, agregó.

En su reciente visita a la localidad de Basavilbaso, la abogada le dijo a FM Riel que hay muchas maneras de ser contaminado por agrotóxicos y que no es verdad que sólo estén expuestos los que son fumigados por un avión o un “mosquito”.

“El bidón vacío (de glifosato) pasa ser un residuo tóxico, peligroso y ¿cuando está lleno es inocuo? ¿El bidón vacío es más peligroso que lleno?. Está más que claro que hay algo que no cierra”, reflexionó durante la entrevista.

Gómez explicó que el bidón es molido y se junta en una bolsa que luego se transporta en camión. “La Ley dice que se puede reutilizar para cables y postes del campo, claramente porque no es racional hacer un palito de chupetín o helado con lo que fue el envase de un veneno…sin embargo en Santa Fe se hacen bolsas para los supermercados, es decir para que transportemos comestibles…una barbaridad”.

Para la profesional, el país deberá cambiar pronto su modelo agroexportador porque se está consumiendo el suelo y “nos están llevando el agua”, pero además afirmó que “es mentira que estemos alimentando al mundo, lo que se produce es forraje (alimento para chanchos y vacas)”.

Gómez representa a víctimas de la utilización irracional de agrotóxicos, en casos como el de la familia Fontanellaz de Firmat, el del fallecido Néstor Vargas de Venado Tuerto y varios más.

Fuente: Telam

(La Nota digital)