Jarvar

Por Lucas Carrasco. Los términos de la confrontación principal -no necesariamente la que más convenga al país, de hecho, hay gente durmiendo en la calle mientras tanto- los sigue planteando, sin misterios ni rodeos, el Partido Clarín. A medida que se acerca del 7 de diciembre.

No vi la conferencia de Cristina en Jarvar, a veces, parezco un imposible: un kirchnerista crítico, dado que no tengo televisor.
Pero, la verdad, amores míos, la lectura de la realidad, no pasa, ni debe pasar, creo, por ahí. Pero bueno, uno no elige los términos de la confrontación principal. Y da moooy grasa andar de detective de contradicciones ajenas, como si la vida no fuera en sí y para sí, contradictoria. El edicto al contradicto, moda paulatinamente in crescendo, tiene, a esta altura del campeonato, el efecto inocuo de reforzar saberes preexistentes. Dotar de argumentos para seguir enemistado con las tías.
Es notable, sí, la virulencia del Partido Clarín, lo previsible de su militancia desesperada. Los infructuoso de aburrirse.
La sobreinterpretación tiene, cada día, un nuevo titular es una piña en la torpeza de darse por nunca más sorprenderse. Se van a la mierda. Ayer había un título que era SCIOLI DEFENDIO LA UNIVERSIDAD DE LA MATANZA PERO IGUAL DEFENDIO A CRISTINA, qué se yo, están locos, es mucho, se nota, da parar reírse, no queda otra.
Las operaciones, berretas, de prensa, no cesarán a irán creciendo. Los insultos, ya medio pelotudos, de su estrella tonta, el fundador de Crítica, Lanata, y así. Pero tendrán que cumplir la ley, tarde o temprano. Y punto. Y es un asunto de guita. Todo lo demás es Miami. Y acaparará, sin conmover las relaciones de fuerza preexistentes, la agenda hasta fin de año, cuando el partido Clarín seguirá en la misma y el kirchnerismo deberá organizar una agenda más amplia o perderá las elecciones; no por lo que señala, estéril, el partido Clarín, sino porque no es un agenda que no atraviesa más que las necesidades intelectuales de las clases medias porteñas. Pero igual los amo a todos, eh.

República Unida de la Soja

(La Nota digital)