Estrategias «desestabilizadoras» de la Fundación Libertad

Apelando a la remanida frase “con nocturnidad y alevosía”, se puede decir que algunos buenos vasallos de la derecha más cerril del ámbito internacional (además de una buena representación de sus cómplices locales) es protagonista de un encuentro cumbre este jueves y viernes en la localidad de Rosario.

La reunión se fijó bajo la cobertura de celebrar el X Congreso de Economía Provincial, organizado por la Fundación Libertad. El ámbito no puede ser más propicio: la Bolsa de Comercio rosarina, que como en otras ocasiones llenará sus amplios salones de gusanos, escuálidos, y lacayos sostenedores del capitalismo planetario.

Tres que nunca faltan en las cumbres de la derecha: el gusano cubano Alberto Montaner, el “digno hijo de su padre» Álvaro Vargas Llosa y la señora Lilita Carrió.

Bajo el título, “Argentina 2025: Los Desafíos de la Próxima Década” se llevará adelante el debate principal «sobre los errores y aciertos de las políticas desarrolladas en los últimos años”. Pero los protagonistas de este encuentro no se quedarán solo en lanzar una mirada sobre Argentina y lo que ellos denominan “sus grandes problemas, como ser la inseguridad, la corrupción y el libertinaje”, sino que se meterán a fondo (¿alguien lo duda?) con la Revolución Bolivariana de Venezuela, con la Bolivia plurinacional y otros procesos de cambio que se han manifestado en los últimos años de la realidad latinoamericana.

Entre algunos de los nombres de los expositores, según lo informan los propios organizadores, figuran:

José María Campagnoli, Fiscal de la Nación, Elisa Carrió, Diputada nacional, Julio Cobos, Diputado nacional, Pilu Giraudo, Presidenta de Aapresid, Luis Miguel Etchevehere, Presidente de la Sociedad Rural Argentina, Rubén Ferrero, titular de Conferedaciones Rurales Argentina, Álvaro Vargas Llosa, Periodista y escritor (Perú), Rogelio Frigerio, Presidente del Banco Ciudad, Carlos Alberto Montaner, Periodista y escritor (Cuba), Julio Bárbaro, Dirigente político, Fernando Iglesias, Periodista y analista político, Enrique Szewach, Economista, Emilio Cárdenas, Analista Internacional, Néstor Scibona, Periodista económico, Eugenio Burzaco, ex jefe de la Policía Metropolitana CABA y “especialista en Seguridad», Luis Bameule, Empresario Quickfood, Laura Di Marco, Periodista, Ian Vásquez, Centro para la Libertad y la Prosperidad Global del CATO (EEUU), Miguel Ángel Cortes, Diputado por Valladolid (España), Manuel Solanet, Economista. Libertad y Progreso, Javier Casas Rúa, Senior partner de PwC Argentina, Silvana Guidici, presidenta de la Fundación LED (Libertad de Expresión + Democracia), Miguel Lifschitz, senador provincial, Mario Barletta, diputado nacional, Miguel Del Sel, diputado nacional, Hermes Binner, diputado nacional, Ernesto Sanz, senador nacional, Gustavo Ferrari, asesor general del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires.

Una gacetilla para la prensa apunta a dar cuenta la participación -vía teleconferencia- de la conocida fascista venezolana, la ex diputada María Corina Machado, conocida golpista y promotora de actividad terrorista contra el gobierno de Nicolás Maduro. Y la frutilla de la torta la pondrá con su verbo camaleónico, el periodista Jorge Lanata.

Hay que recordar que muchos de estos personajes de la derecha pro imperialista ya se habían reunido en abril de 2013, también en Rosario, para lanzar estrategias desestabilizadoras contra los países mayoritariamente ligados al ALBA.

Los anfitriones de la Fundación Libertad son parte de una coalición internacional fascistoide en la que abrevan la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), que preside el ex presidente español José María Aznar, y otros organismos similares ligados a la política injerencista que el imperio desarrolla en América Latina.

Con semejantes visitantes y la alfombra roja que le tenderán los partenaires criollos, no hay que tener mucha imaginación para saber que por 48 horas Rosario se convertirá en zona altamente contaminada de ideas asociadas a las viejas dictaduras, el guerrerismo y las políticas hambreadoras, por lo cual sería importante advertir a la población santafecina que no dude de convocar a todos sus anticuerpos. Uno de ellos, fundamental en estas circunstancias: la lectura en voz alta del discurso pronunciado por Nicolás Maduro en la reunión de las Naciones Unidas el día miércoles. A no dudarlo, sus efectos son similares a la cruz de ajo utilizada para alejar a los vampiros.

Fuente: Carlos Aznarez – Resumen Latinoamericano

(La Nota digital)