Niegan que Argentina Digital modifique la Ley de Medios

“Los que se oponen quieren sostener su posición dominante”, dijo el titular de la AFSCA. Milman insistió en denunciar “arbitrariedades” en la iniciativa presentada por el oficialismo.

La presentación del proyecto de ley de telecomunicaciones que declara a las TIC (empresas de tecnologías de información y comunicación) como servicio público esencial sigue dividiendo las aguas entre oficialistas y opositores. Ayer, el titular de la AFSCA, Martín Sabbatella, acusó implícitamente al Grupo Clarín de encabezar el rechazo a la iniciativa. Sin embargo, el funcionario se mostró confiado en el trámite legislativo y descontó que el oficialismo y sus aliados contarán con los votos para sancionarla como ley. “Los que se oponen son los que quieren sostener su posición dominante y oligopólica en el mercado, los que tratan de hacer trampa para no cumplir con la Ley de Medios. Son los que quieren tener mercados cautivos y que no haya competencia”, cuestionó Sabbatella en diálogo con Tiempo Argentino.
La réplica del titular de AFSCA, que ayer se encontraba en Bariloche participando de la quinta edición regional del Encuentro de Comunicación Audiovisual (ECO), puso el eje en las posibilidades que brindará la iniciativa para las pymes y cooperativas del sector. “El proyecto las favorece porque podrán brindar servicios sobre las redes ya existentes, por lo que no tendrán que generar infraestructura nueva. Con la nueva ley, las redes estarán a disposición de todos”, planteó Sabbatella.
En su respuesta, el funcionario negó que el proyecto implique una alteración de los principios de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual Nº 26522. El proyecto que ingresó al Senado habilita a las telefónicas a desembarcar en el mercado de la TV por cable. “Es falso que haya una modificación de la Ley de Medios. Lo que se hace es exceptuar a las empresas de telefonía de la aplicación del inciso D del artículo 25. ¿Para qué? Para que todas las empresas de telecomunicaciones tengan la posibilidad de brindar todos los servicios, concretando así la convergencia”, argumentó Sabbatella en alusión al famoso triple play, la prestación de servicios de telefonía, Internet y cable a través de los mismos soportes físicos, un proceso que avanza en todo el mundo y al que la oposición también reconoce como una tendencia inexorable.
El miércoles, al conocerse el anuncio oficial, el director de la AFSCA por la oposición, Gerardo Milman (FAU), reconoció “la necesidad de que la legislación argentina se adecue a la convergencia tecnológica y digital como en el resto del mundo”. Sin embargo, tras definir el triple play como un fenómeno que debe ser promovido y regulado, Milman viene insistiendo con una serie de críticas. Para el miembro del directorio del AFSCA, el proyecto modifica los postulados de la Ley de Medios. “El artículo 9º es explícito en modificar distintos parámetros de adecuación. Se creará una autoridad de aplicación sin detalle que podrá otorgar y cancelar licencias de manera arbitraria”, aseguró. También acusó a las autoridades de la AFSCA de llevar adelante “un uso discriminatorio de los distintos proyectos de adecuación a la Ley de Medios esperando modificar la normativa y eso es lo que ocurre ahora”. Milman se refería a la decisión del organismo de avanzar con la adecuación de 37 expedientes (entre ellos Clarín, al que se le había aprobado la adecuación voluntaria pero luego, al comprobarse irregularidades, se le inició la de oficio) cuando falta tratar tres, correspondientes a Telefé, Prisa y Moneta. La sociedad controlante de Telefé, se sabe, es Telefónica.
Consultado por estos dichos, Sabbatella negó que haya habido un trato desparejo en la adecuación de los grupos que se exceden a los topes de la ley. “Eso es falso, el trato es igualitario. En todo caso, la AFSCA estableció prioridades. A Clarín se le dieron todas las posibilidades de adecuación voluntaria, la aprobó, pero luego los descubrimos tratando de hacer trampa”, dijo. Con respecto al eventual ingreso de Telefónica al mercado de las cableoperadoras, el dirigente de Nuevo Encuentro recordó que si esa empresa incursiona en el sector estará obligada a cumplir con el tope del 35% del mercado, el máximo de 24 licencias de cable para todo el país, y la prohibición de superposición geográfica en la misma zona de TV por aire y TV por cable. Eso le impediría, por caso, mantener Telefé y sumar una prestadora de cable en la región metropolitana. “Lo que está prohibido para unos, está prohibido para otros; lo que está permitido para unos, está permitido para otros”, subrayó.

Fuente: Tiempo Argentino

(La Nopta digital)

Anuncios