Cuestionaron excarcelación del represor López Belsué

A principios de este mes, el juez federal de Paraná, Leandro Ríos, concedió la excarcelación al represor Gonzalo López Belsué, acusado por el secuestro del soldado Jorge Emilio Papetti, desaparecido del Regimiento de Concordia en marzo de 1977. La hermana del conscripto desaparecido, María Ema Papetti, se quejó por la excarcelación y pidió celeridad en la tramitación de la causa judicial.

papetti soldado desaparecido

“Es realmente incomprensible que en vez de aplicar justicia y agilizar una causa que lleva tantos años, se le otorgue la excarcelación a López Belsué; es incomprensible”, insistió.
En declaraciones a la radio de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER), la hermana del soldado Papetti detalló que “en julio del año pasado se le otorgó la prisión domiciliaria y ahora nos enteramos de la excarcelación, pero lo que más impotencia genera es que el juez se basa en el mismo certificado médico de hace un año, no hay un certificado nuevo”.

López Belsué, de 68 años, fue detenido en agosto de 2012. Fue quien retiró a Papetti de una formación en el Regimiento de Concordia, era su jefe de escuadrón, quien lo había propuesto como dragoneante y el que lo interrogó. El jefe de la unidad militar, Naldo Miguel Dasso, también imputado en la causa, declaró que fue López Belsué quien realizó la detención y en las actuaciones militares consta también el interrogatorio, con las preguntas que le hizo y respuestas que le falsearon al soldado.

Tres días después de su secuestro, Papetti y otros dos detenidos políticos fueron trasladados a Paraná, torturados en la unidad penal y el soldado habría fallecido ahí mismo, producto de las torturas que recibió, reprodujo El Diario.

La causa inicialmente estaba radicada en el Juzgado Federal de Concepción del Uruguay, pero luego fue derivada a Paraná. “El juez la tuvo cajoneada dos años, después se declaró incompetente y la mandó a Paraná”, se quejó la hermana de Papetti. “Hay una dilación extrema que incluso lleva a pensar que hay intereses para que esto se demore de esta manera; y la demora ha sido tal que terminan falleciendo las madres que han luchado durante toda su vida y no han llegado a ver condenas para los responsables de las torturas y desapariciones de sus hijos; y, por otro lado, por el mismo ciclo de la vida, también los represores se han ido muriendo”, concluyó.

(La Nota digital)