Miguel Ángel Rodriguez es un escritor oriundo de La Paz afincado en Paraná.

 

REGRESÉ, MI PAGO CHICO

 

 

Para vestirte en flores y desnudarte en palabras.
Entre Ríos entrañas verdes y alas de libertad.
Volaré por tus cuchillas arboladas, preñadas de poesías,
por tus ríos silenciosos y tus palmares bravíos.

He vuelto por tus caminos, a tus trinos y tu canción,
en desbocado galope, cabalga mi corazón.
Allá las islas crecientes con sabor lechiguanero,
y doncellas ribereñas con un mensaje de paz.
Muchachas de talles suaves y esas ganas de amar.

Por tus soles implacables, tu dulzor a mandarinas.
Quiero pintarte mi pago, corazón de savia y miel,
aroma a naranjales y fuerte fragancia llegan,
de un asado de amistad.

Tus brazos son agua fresca, tu corazón el montiel.
Qué decir de tus pinares y el oro verde en la piel,
de tus campos proveedores y dispuestos a creer.

Por tus siestas de solapas repetidas,
y el misterio del viejo de la bolsa.
He vuelto a soñar, quiero cantarte,
y hacerme un collar con tus aguadas.

Mirar tu cielo diáfano, mientras acaricio,
la chamarra feliz aquí en la orilla
inundada de canoas y pescadores,
deseando volverme duende, corriendo por tus paisajes.

 

Cabalgar por tus lomadas, empachado a tanto cielo,
soñando con un silbido con sabor a chamarrita.
Esperando por las noches un tanguito montielero
y tus lunas embrujadas con color festivalero.

Onduladas marejadas dibujando tus arenas,
azote ancestral del agua lastimándote las rocas;
y el calor sutil de tu mirada.

Cobre color en tus gurises orilleros,
azul océano en tus linos ondulantes,
algún grito bien tropero y la perrada adelante.
Hermano de mi Entre Ríos,
aromado cimarrón bien espumante
pa recibir al amigo, y abrazarnos con él.

Mi pluma se apagará, los escritos quedarán,
mi soñador de las aguas,
de los chorreantes sauzales, de verde en todo rincón,
como no amarte mi pago, si eres toda una ilusión.

Voy a gozarte de a poco,
voy a enjugarme unas lágrimas de tanto quererte bien,
me va ha estallar en el alma y no voy a contener
este anhelo incontenible, de soltar un sapucay!

 

Noviembre de 2017.

borde costero

(La Nota digital)

Anuncios