S. Kanchelsky

Aquello Que Silencié

 

Al Horadarse aquello que silenciabas
Poco a poco te fuiste precipitando
En decires poco frecuentes
Y de tu boca fue pronunciado Lo Esencial
Lo Mejor que puedes decir acerca de nosotros mismos
Ahora, que somos aliados…

 

¿Pero cuándo llegarán las horas
En que los frutos liberen
Su dulce néctar permisivo?
¿Dónde acontecerás
Delicia y suavidad en boca
De lo que antaño tanto tanto prometimos?
Embebidos en el éxtasis de Los que se desdoblan a sí mismos
Para estar en todas partes en que la palabra fuese escatimada.

 

Y por último tal vez
Tal vez en esta vida Todo Pueda Llegar A Suceder
Y una mañana seré Puro Reflejo
Y encandilaré tu vista con Visiones Del Futuro
Así podrás esconderte
De los que quisieran aprisionarte
Al horadarse aquéllo que silencié…

 

 

 

(La Nota digital)

Anuncios