S. Kanchelsky

Delirio Germinal Verde

1

 

Sensible a la luz
te considero Mi Estrella,
estrella como pocas
(en plena oscuridad del alma)
cercana, sobre el cielo de la distancia…

ante los sanadores rayos del porvenir de una mañana
trajiste Permanencia
Mito
Fábula
Misterio
Adoración
y nunca hiciste que sucumba por desgracia
a los omnipotentes brazos del sol,
manteniéndote en mi mente mientras los frívolos despiertan
cumpliendo sin sentido sus farsas actividades.

Sólo pensar tu imagen, la de la luna
plasmadas en la noche
plasmando mi ilusión

Mi Estrella, si, a vos
mi ángel de la suerte
mi sacra y terrena providencia,
noctámbula encarnación…

 

2

 

Mirarte como yo te miro
se parece mucho a mirar el río,
ancho… inabarcable…
interminablemente largo y tendido…
más allá de aquéllas islas
en Naciente Atardecer.

Mirarte, como yo te miro
atreviéndome a imaginarte
desde una tierra sin mal…

¡Óyeme un momento!, enamorado del alba
primogénito resplandor de la mañana:
Clorofila será la sangre que corra por tu centro
cuando te sumerjas como embrión esperando a que Ella salga,
a que surja en tu presencia sin un cuerpo (lleno de flores)
y veneres esa unción
como a una única fuente de Agua Dulce

porque el mismo mar condensaba su mirada
sensible a la luz.

 

delirio germinal verde poema

 

 

(La Nota digital)

Anuncios