“Estamos en permanente crecimiento”

D. M. F.

Miguel Ángel Rodríguez visita La Paz este viernes y presenta sus escritos. Un breve diálogo con el autor.

-¿Cuándo y cómo te decidiste a escribir?

-Fue con motivo de un encuentro familiar en Ombú, año 2013. Mi hermano Rubén me consultó si me animaba a escribir algo sobre el Paraje. Comencé a escribir y no pude parar… algo había atrapado en mis entrañas, por señal tenía guardados algunos escritos de mi adolescencia y juventud.

-¿Cómo haces para escribir?

-Gran pregunta, ya que al tener multiplicidad de actividades encontrar el momento es difícil. Escribo en mi mente (casi siempre modelando de a retazos para luego unir y definir) y luego cuando se puede va al papel. A veces también anoto la cuestión, el lugar, el o los personajes, los sentimientos y acciones imbuidos en la historia. De esa forma, luego, aún habiendo pasado un tiempo, descarto o desarrollo. Las vivencias propias, de terceros o públicas son fuentes de inspiración.

-¿Qué sentís cuando las lectoras y lectores te hacen comentarios de tus escritos?

-Eternamente agradecido. Todo sirve para crecer. Inclusive, si el comentario es negativo, insta a esforzarse, corregirse, autoevaluarse, cambiar. También para mantener por fuertes convicciones el camino elegido.

-¿Cuáles son tus escritores favoritos?

-Varios: Selva Almada, El Negro Fontanarrosa, Rogelio Alanís, Fabian Reato, Jorge Riani. Nuestros grandes, Borges, Cortázar, Alfonsina, Atahualpa, Bioy Casares… En tiempos de juventud Cassona, Becquer, Gabriela Mistral, Juan Ramón Giménez. En el mundo y en los tiempos hay inmensos escritores. Priorizo lo nacional y seguramente me estoy olvidando de muchos.

-¿Qué libros nos recomendás?

-Quién mató al Bebe Uriarte, La rueda de la Fortuna, Rimas de Becquer. El desapego es una forma de querernos, Claroscuro de la vida, Entre Ríos Secreta.

-¿Música favorita?

-Por cuestión de orígenes, crianza, edad, la folklórica por el alto contenido de sus letras y los notables poetas que hay detrás de ellas. Petrocelli, Leguizamón, Castilla, Yuyo Montes, Linares, Chacho Muller… Además el Rock nacional. Un tema que me parece magnífico es Facilón de adivinar, de Juan C. Alsina. Es cortina del programa radial “El Andén”.

-Último comentario…

-El ser humano, la persona, está en permanente crecimiento. Se debe estudiar, investigar, capacitarse, animarse. El hecho de incursionar en diversos campos enriquece, instruye, desinhibe. Qué mejor ejemplo para nosotros los paceños que las vivencias y actividades del gran maestro Rubén Manuel Martínez Solís (Linares Cardozo).

(La Nota digital)

Anuncios