“No es un hecho aislado, es una persecución”

La censura de Facebook a contenidos de Revista Cítrica.

Video censurado por la red social:

“No es un hecho aislado, es una persecución”

Una vez más, la Policía de la Ciudad, conducida por el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, volvió a atacar salvajemente a los inmigrantes senegaleses, en un claro acto de racismo y xenofobia.

“Hoy le tocó a Kane Serigne Dame, en Emilio Lamarca y Av. Avellaneda, en Flores, a las cinco de la tarde.

Iba caminando -ni siquiera estaba “cometiendo el delito de vender ropa en la calle”- cuando lo interceptaron dos oficiales de la Policía de la Ciudad.

Comenzaron a pegarle, e inmediatamente se sumó Infantería, que le dio dos garrotazos en la cabeza. Eran varios policías contra él, así que intentó defenderse. La respuesta fue aún peor: lo tiraron contra una vidriera y le siguieron pegando con palos y patadas.

Cortado en la cara y el brazo, le siguieron pegando. Y lo quisieron llevar directo a la comisaría 50 pero no fue posible por las heridas. Ahora, está detenido en el Hospital Alvarez, donde le realizarían una intervención quirúrgica porque tendría los tendones del brazo comprometidos.

Lamentablemente, lo que hoy le pasó a Serigme es lo que viven prácticamente a diario muchos otros de sus compatriotas.Como hace unas semanas, una docente con sus hijas que paseaba por Flores le preguntó a la Policía por qué reprimían a los trabajadores senegaleses: terminó golpeada, torturada y detenida 26 horas.

Lo venimos denunciando hace meses, porque pasa todos los días, en Constitución, en Flores y en otros centros comerciales de todo el país donde la policía persigue sistemáticamente a los trabajadores, y en particular a los senegaleses.

¿Cuántas veces lo leíste en Clarín o viste estas imágenes en TN? ¿No las tienen? Sí, pero los medios son cómplices de la persecución sistemática hacia laburantes a los que, si les sacan su mercadería, ese día no comen.

Familias que entre varias alquilan un cuarto de pensión, y que además lo pagan muchísimo más caro porque no tienen papeles. Y no porque no quieran. El Gobierno no se los da. Y después los persigue. Les roba la mercadería, los detiene y les arma causas, con un horizonte claro: que se vayan del país”.

EL PODER DE LAS EMPRESAS Y LA LIBERTAD

El gran atractivo de Internet es su naturaleza abierta. Los intentos de restringir el libre flujo de información en Internet, así como los intentos de restringir lo que puede decirse por el teléfono, supondrían una limitación onerosa y nada razonable de los bien establecidos principios de privacidad y libertad de expresión. La aparente inmaterialidad de los ataques precisa otras formas de análisis. En el mundo real, los ataques a los derechos humanos en forma de acciones políticas tienen una traducción casi inmediata en términos de hambre, discriminación, flujos migratorios o de refugiados, recorte de libertades civiles, etc. En el ciberespacio, dichas acciones cobran un cierto carácter de invisibilidad frente al escrutinio público. La polución del aire, de la tierra o del agua puede ser mensurada de forma objetiva a través de dispositivos y aparatos diseñados a tal efecto, y los datos así obtenidos pueden constituirse en infraestructura de políticas de regeneración del medio ambiente. Por el contrario, no resulta tan sencillo medir el grado de contaminación en una información, o detectar en un producto audiovisual el modelo de sociedad o los valores que se transmiten de forma soterrada. No resulta sencillo, por ejemplo, evaluar el impacto discriminatorio que pueda tener una política educativa que puede tener como efecto la creación de distintos niveles de capacidad de acceso y uso de los medios informáticos y telemáticos por parte de estudiantes de diferentes clases sociales.

ver más Ataques a los derechos de cuarta generación a través de Internet

(La Nota digital)

Anuncios