Suplemento Literario Nº 81

F. Álvarez

Un Tejido

 

Hay un tejido que me incluye
Lo sentí, no de un día para el otro
Fue cuando casi fui supiendo que soy un todo, una toda
con tus partes,
las mías
y las de aquel y las de eso otro y aquello también
Sí,
hay un tejido que nos incluye
pero es cierto eso que se dice, de que se ha ido deteriorando
se desgarró, lo sé
algún punto por ahí se destejió
¡saltó! Como decía mi abuela
Y se hizo un agujero
Ahora el agujero está ahí, no cabe duda,
Y con sus hilos sueltos se empezaron a formar nudos
La red llena de nudo y aujero
¿qué vamos a hacer con esto?
Alguno me dice “al agujero hay que agrandarlo, meterse adentro y destrozarlo”
Otros que “mejor lo reparamos, lo volvemos a tejer buscando las puntas”
O “dejemos los nudos que se reanuden y convivamos con ellos”
“¡el tejido ya pasó de boda!” gritan otros
Y todo más o menos así

No sé
¿Qué haremos con esa gran red, verde, violeta, negra, roja, azul?
Agujerada, enredada, endurecida y un poco sucia de tanto manoseo
El ancho y vasto tejido se extiende hacia los lados
Es un gran, gran, gran manto
Singular, fuerte y delicado
Claro, está tejido con fibras cósmicas
En una música Interestelar
Nudo y aujero, porai, llegan a debilitarlo,
Crearle puntos de fuga, dispersiones
Pero su potencia es mayor, por su armonía

¿Qué es la armonía para la música?
Es cuando dos o más sonidos se juntan formando un acorde
Acordar en portugués quiere decir despertar
¡eu acordei!
Eso es para mí este tejido:
una gran red de puntos despiertos que, de acuerdo o no de acuerdo, crean un todo armónico en la música de las estrellas.

 

* * *

 

Escribías naranjas

 

Juntabas naranjas en una cesta,
atardecías
y el horizonte se superponía de cielo, nubes, vegetación, cables y otra vez, cielo, nubes, vegetación, cables y otra vez…
Escribías para rodearte de belleza, decías
y para que gusten de vos.

Escribías para repetirte, sabías
y también, para repartir.
Y para saber.

Era la estrella, desde la ventana, la que todo leía.

Te gustaba sentirte parte,
retener el dicho que sube a la cabeza
¿de dónde sube?
más bien baja,
retener el dicho que baja de la cabeza
¿adónde baja?
retener el dicho.

La acción de juntar naranjas en una cesta endemientras atardece,
como quien encuentra la primera estrella
y alguna respuesta.

Escribías…

 

 

* * *

 

Invisible

 

Invisible
es el hilo que se va moviendo, fino bien fino es.
Unas valentías
las que se atan con trenzas.
Para qué valentías,
subterfugios,
palabrejas,
amuletos.
Una relación anzuelo,
relación cepo,
relación muralla.
Una relación con la palabra.
La masa mala
mi mamá, ama saber, no va a misa
amasa, la masa madre en mesas de madera sencilla.
Pero sana sana,
más sana sana para las masas.
Y entre tanto el poder, los colores, las tribus, la tele.
Mal saber o mal decir.
Invisible es la trama.
La coherencia
no tiene nudos,
tiene lazos.

 

* * *

 

F. Álvarez vive y escribe en la costa del río Paraná. Gestiona el blog Mi bicicleta de escribir.

 

41721404_2252538551428054_7332154729331425280_o
Cáscaras. Poesía en obra. Foto: Mi bicicleta de escribir

 

(La Nota digital)

Anuncios