Patrick Modiano

Novelista y guionista francés nacido en Boulogne-Billancourt. Considerado como uno de los grandes narradores franceses de nuestro tiempo, hijo de padre judío y de una actriz belga, con su tercera novela, Los bulevares periféricos (1971), obtuvo el Gran Premio de Novela de la Academia Francesa.

Tres años antes había irrumpido en el campo literario con La Place de l’Étoile (1968), premio Roger Nimier y premio Fénéon. Más tarde ganaría el Premio Goncourt por La calle de las tiendas oscuras (1978), novela claramente autobiográfica en la que explora el tema del judaísmo durante y después de la segunda guerra mundial. Es autor además de, La ronda de noche (1969), Villa triste (1975), Una juventud (1981), El rincón de los niños (1989), Viaje de novios (1990), Dora Bruder (1999), Las desconocidas (2001) y Joyita (2003). Ha escrito los guiones de los films, Lacombe Lucien (en colaboración con Louis Malle, 1974), película que aborda la cuestión del colaboracionismo durante la ocupación alemana de Francia, y Bon Voyage (2003), junto a Jean-Paul Rappeneau. La obra de Modiano se caracteriza por una gran economía de recursos, con su tono despojado y directo, su aire desolado se mueve entre la realidad casi documental y la ficción más sutil.

Dora Bruder (fragmento)

“De ayer a hoy. Con el paso de los años las perspectivas se vuelven borrosas, los inviernos se mezclan unos con otros. El de 1965 y el de 1942. En 1965 no sabía nada de Dora Bruder. Pero hoy, treinta años después, mis largas esperas en los cafés del cruce Ornano, mis itinerarios, siempre los mismos —recorría la calle Mont-Cenis hasta alcanzar los hoteles de Butte-Montmartre: el hotel Roma, el Alsina o el Terrass, en la calle Caulaincourt—, y todas las impresiones fugaces que conservo: una noche de primavera en que se oía hablar en voz alta bajo los árboles del parque Clignancourt, y de nuevo el invierno, a medida que bajaba hacia Simplon y el bulevar Ornano, nada de eso me parecía debido simplemente al azar. Quizá, sin tener todavía una conciencia clara, andaba tras la pista de Dora Bruder y de sus padres. Estaban ya allí, en filigrana.”

Fuente: epdlp

(La Nota digital)