La búsqueda

J. L. Henares

 

Marchaba torpemente por la selva, mientras los rayos del sol lastimaban sus ojos; el cansancio y la sed casi lo vencían, pero la esperanza de encontrarlo aún vivo era más fuerte. En él estaban depositados sus sueños de un mundo más justo, de una vida mejor o, al menos, la ilusión de poder alimentar y educar a sus hijos.

De pronto escuchó voces, se ocultó detrás de unos árboles y divisó cien metros más adelante un precario y viejo caserío; agazapado esperó el momento oportuno, sigiloso se deslizó hasta la escuelita del pueblo. Observó por la vieja puerta, entreabierta, y en la penumbra de la tarde al fin encontró, tirado en el sucio piso, su acribillado cuerpo cubierto de sangre.

Con lágrimas en los ojos, muertos sus sueños y utopías, se alejó silencioso de La Higuera.

 

✍️Juan Luis Henares, 2016
🏆Mención III Conc. Int. Abriendo Puertas, Proyecto Grafomanía, Guantánamo, Cuba, 2016

 

henares

Juan Luis Henares Escritor

Marchaba torpemente por la selva, mientras los rayos del sol lastimaban sus ojos; el cansancio y la sed casi lo vencían, pero la esperanza de encontrarlo aún vivo era más fuerte. En él estaban depositados sus sueños de un mundo más justo, de una vida mejor o, al menos, la ilusión de poder alimentar y educar a sus hijos.

De pronto escuchó voces, se ocultó detrás de unos árboles y divisó cien metros más adelante un precario y viejo caserío; agazapado esperó el momento oportuno, sigiloso se deslizó hasta la escuelita del pueblo. Observó por la vieja puerta, entreabierta, y en la penumbra de la tarde al fin encontró, tirado en el sucio piso, su acribillado cuerpo cubierto de sangre.

Con lágrimas en los ojos, muertos sus sueños y utopías, se alejó silencioso de La Higuera.

✍️Juan Luis Henares, 2016
🏆Mención III Conc. Int. Abriendo Puertas, Proyecto Grafomanía, Guantánamo, Cuba…

Ver la entrada original 1 palabra más